FANDOM


thumb|300px|right

Pablo nació en Tarso de Cilicia (Turquía), perteneciente a la tribu de benjamín. Su nombre era Saulo, el cambio de nombre se produce después de su encuentro con Jesús. La fecha de su nacimiento se calcula en el año 3 a.C.


Fue criado con una ortodoxia rigurosa, pero, a la vez, se formó en las tradiciones y culturas judaicas, romanas y griegas. Se piensa que fue a estudiar a Jerusalén en la escuela rabínica dirigida por Gamaliel. Allí estudió la ley y los profetas.


A sus 40 años aproximadamente, a Pablo se le presenta como un recto joven fariseo, dispuesto a enfrentar a los cristianos. Creía que la nueva secta, los cristianos, eran una amenaza para el judaísmo por lo que debía ser eliminada y sus seguidores castigados o eliminados. En el libro de los Hechos de los Apóstoles se cuenta que Pablo estuvo presente cuando Esteban, el primer mártir del cristianismo, fue condenado a morir apedreado.


Después de este hecho, Pablo experimenta la revelación que iba a transformar su vida: el encuentro con Jesucristo. Fue en este encuentro cuando Pablo queda ciego. Jesús le pide un acto de humildad puesto que tenía que presentarse ante las personas que perseguía. Pablo acepta lo que Jesús le pide, se convierte al cristianismo y recupera la vista.